¿Cómo vivir y convivir en la Amazonía? Entrevista a Gabriela Vinueza.

Tiputini - Gabriela Vinueza
En el lugar más biodiverso del mundo: El Tiputini, conocí a la bióloga ecuatoriana. En esta entrevista nos comparte algunas reflexiones, aprendizajes y sorpresas que durante 5 años cosechó en este lugar único del planeta tierra.
En el lugar más biodiverso del mundo: El Tiputini, conocí a la bióloga ecuatoriana. En esta entrevista nos comparte algunas reflexiones, aprendizajes y sorpresas que durante 5 años cosechó en este lugar único del planeta tierra.
Cuando visité la Estación de Biodiversidad de la Universidad San Francisco, conocí a Gabriela Vinueza, quien en ese momento se desempeñaba como administradora de la estación científica. En esta entrevista conversamos sobre su experiencia de vida en el Tiputini: El mayor punto de biodiversidad del mundo y una de las últimas áreas silvestres del planeta. La Amazonía ecuatoriana está llena de sorpresas naturales, lo que la convierte en un destino turístico incomparable y Tiputini es uno de sus más grandes tesoros. En el Tiputini, Gaby tuvo el privilegio de pasar nada menos que cinco años de su carrera en este mágico lugar. Me sorprendió ver como se movía con tranquilidad entre la espesa selva; transitaba por senderos confiada; mientras que yo, no daba un paso sin ver bien sobre lo que pisaba o qué me rodeaba, claro ella comprende y conoce muy bien esta maravillosa esquina del mundo.

¡Si eres amante de la selva y te encantan los avistamientos de animales en su hábitat, esto es para ti!

Río abajo, conversamos sobre una de las canoas, Gaby me confesó que no es fácil estar alejada de las comodidades de la civilización, ni mucho menos del cariño de su familia y amigos; pero vivir rodeada de naturaleza es su trabajo, y fue fácil darme cuenta, que también es su pasión.
Acostumbrada al bullicio natural de las noches en la selva a Gaby; la oscuridad parece no asustarla; por el contrario, creo que la disfruta. Comparte sus conocimientos y la admiración a los animales nativos y salvajes como una guardiana amiga de la Amazonía; con cámara en mano, captura la naturaleza que la acoge y la da a conocer a través de su cuenta de IG: @gabyvinuezah.

Instrucciones para ver a un jaguar.

Fotos cortesía de la entrevistada.

¿Cómo es pasar cinco años de tu vida en la Estación Tiputini? Es vivir rodeada solo de naturaleza. No hay nada más. El poco contacto humano lo tienes con las personas que viven ahí, ya sean estos estudiantes o investigadores. ¿En qué consistía tu trabajo en la estación? Yo era Administradora de Campo. Es decir, en un día normal lo que yo hacía era encargarme del manejo de la estación como tal y todo lo que implica: trabajo en computadora, coordinar actividades con el staff, proyectos de campo, guardia, análisis de datos recolectados, charlas para estudiantes e investigadores, entre otras cosas.

Eira barbara.
Atardecer amazónico.
¿Qué es lo que más te sorprendió de la convivencia tan cercana con la flora y fauna de Tiputini? La gente tiene esta idea de que la naturaleza es como un zoológico; que me van a estar esperando todos los animales y no hay nada más lejos de la verdad. Si los animales se dejan ver es muy gratificante; pero en realidad de todos los jaguares que vi, a la mayoría los vi solo por segundos. En realidad se asustan mucho. Ven a la gente, a los botes, y simplemente salen corriendo y desaparecen de la vista. Lo mismo ocurre con otros animales, como por ejemplo el águila arpía.  Es muy difícil verla y hay que aprender eso. Hay que saber apreciar cómo se desenvuelven ellos y si uno los encuentra  saber cómo reaccionar; estar tranquilo y apreciar. Es importante partir desde la conciencia de que muy poca gente tiene la oportunidad de ver estos animales. Sabemos que están en peligro de extinción y que además nosotros somos los responsables de esa extinción. Verlos e interactuar con ellos de cierta manera los hace más “reales”; te hace pensar en qué debemos mejorar para conservar y para que estos animales sigan viviendo.
Pantera onca o jaguar.

¿Qué tan difícil es ver un jaguar y cómo reaccionar si ves uno? Yo estuve cinco años ahí y en realidad fui muy muy suertuda porque vi muchísimos animales. Solo en Jaguares vi como 14. Pero normalmente es difícil de verlos, obviamente. Yo los vi a todos en el río. Ahí aumentan las posibilidades porque el jaguar sale a tomar el sol o a beber agua y es más fácil verlos que en el bosque. Lo que recomiendo es mantener la calma, no hacer ruido y olvidarse de las fotos; disfrutar ese breve momento.

¿Cuáles fueron las mayores lecciones que te dejó tu experiencia en Tiputini? Creo que este tipo de vivencias te hacen comprender que los seres humanos no somos únicos, ni somos seres máximos porque en Tiputini y la Amazonía en general te encuentras con bichitos que han evolucionado un montón para poder llegar hasta aquí y poder sobrevivir.  No vale la pena que uno vaya y los aplaste. Contienen mucha riqueza. Es importante sensibilizar a la gente; que tenga un poquito más de aprecio, no solamente por la Amazonía sino por la naturaleza en general. Así, cuando salgan de Tiputini se puedan llevar esa idea y ese conocimiento y así pasarlo a sus hijos, a sus hermanos, a sus papás, etc. ¡Pero no solo eso! Más allá de tener conciencia, es necesario actuar. Tiputini me hizo entender que, definitivamente, hay que dejar el plástico. Incluso ahí, en la Amazonía, río abajo, vi plástico. Y, sí, cuesta muchísimo dejarlo, porque todo viene con plástico; pero hay que hacerlo. Yo he cambiado mis hábitos. Por ejemplo, el champú ya no compro en botella sino que compro champú sólido, al igual que el desodorante. Aprendí que nuestras acciones diarias tienen un efecto en la naturaleza, ya sea que estemos en Quito, en el mar, o en la Amazonía y por eso es urgente cambiar nuestros hábitos.

Tiputini y su alucinante belleza

[dnxte_masonary gallery_ids=»230120,230118,230117,230116,230115,230114,230110,230111″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/dnxte_masonary]
Fotos cortesía de la entrevistada.

-Osos y águilas. “Recuerdo, por ejemplo, a un oso hormiguero nadando en el río, algo que es muy difícil de ver. También vi tres águilas arpía, entre muchos otros animales” dice Gaby. En Tiputini se pueden apreciar a varios mamíferos terrestres grandes, como tapires y guantas; reptiles como anacondas y caimanes; y mamíferos acuáticos y terrestres como nutrias, delfines, y felinos como jaguares nadando en el río. -Millones de insectos sorprendentes.  “No solo me impactaron los animales grandes. La Amazonía está llena de seres diminutos de mucha riqueza, no solo por ser impactantes a la vista, sino también por su comportamiento. Y lo más impresionante es que todos los días ves algo diferente. Algo me sorprendió mucho fue ver algo que a simple vista es una hormiga, una hormiga negra con unos puntitos grises en el abdomen. Bellísima. Lo sorprendente es que en realidad no es una hormiga. Es una avispa, pero no tiene alas. Su apariencia es impresionante y se la conoce como “hormiga de terciopelo” o “velvet ant”. También ves un montón de insectos que aparentan ser una cosa, pero son otra, porque desarrollan estos mecanismos de mimesis, para no ser devorados por depredadores. Otra cosa que me sorprendió es ver telarañas de alrededor de tres metros de largo, en donde convivían millones de arañas muy chiquitas. Te hace pensar en cómo el reino animal encuentra formas colaborativas de convivencia” comparte Gaby.

Tiputini - Gabriela Vinueza

Sobre Gaby

  • Amante de la fauna y la naturaleza, Gaby se formó como Ecóloga Marina, sin embargo la vida la llevó a enfocarse más en la Ecología Terrestre.
  • Fue Administradora de campo de la Estación Tiputini de la Universidad San Francisco de Quito durante cinco años.
  • Ha tenido la suerte de ver 14 jaguares a lo largo de su vida.
  • Actualmente, Gaby se desempeña como Gerente de Operaciones en Costa Rica, en la ONG Conservación Osa. Maneja alrededor de 3000 ha. de tierra en la que se incluye una estación biológica y un biolodge.

Sobre Tiputini

  • Es un pequeño poblado ubicado en el corazón de la Amazonía, en la cuenca de Río Napo
  • Está en el cantón Aguarico, en la provincia de Orellana, cerca del límite con Perú
  • Tiene una extensión aproximada de 588 Km2
  • Es una zona tropical muy húmeda y su temperatura suele estar entre los 23°C y los 26°C
  • Es un lugar estratégico por su cercanía con el bloque petrolero ITT
  • Aquí puedes encontrar hoteles, restaurantes y todos los servicios básicos, incluyendo conexión a internet
  • Aquí se asientan comunidades Shuar y Kichwa
  • Entre sus sitios de interés están la cuenca de Río Tiputini, la Estación Científica Tiputini (USFQ) y la Estación Científica Yasuní (PUCE)
  • Se puede llegar a Tiputini por tierra (entre 6 y 8 horas) y por aire (45 min aprox)

Escrito por: Rosanna Mancino

Soy periodista de vocación y profesión. Llevo veinte años contando y encontrando historias. He trabajado para diferentes medios de comunicación, escritos y televisivos como reportera, editora, realizadora, productora, periodista y directora; haciendo periodismo con propósito, ética y compromiso. Siempre hay algo nuevo que descubrir, ver, aprender y comunicar; y eso, me apasiona.

18 Comentarios

  1. Antojo en tu cocina

    Menuda aventura tan apasionante vivir en la selva. La verdad es que nunca había escuchado sobre Tiputini, pero ya me lo imagino como un lugar precioso y lleno de vida y color. Muchas gracias por acercarnos un poco más a los fascinantes rincones de la tierra!!

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Gracias a ti, por tu interés en este lugar tan megadiverso y lleno de vida de nuestro querido planeta Tierra. Cuando estés lista para vivir una gran aventura, aquí en Ecuador, te esperamos. ¡Saludos!

      Responder
  2. Susana

    Reconozco que la selva no es lo mío pero viéndola a través de tus palabras se me hace más inofensiva. Ese rincón del planeta parece una maravilla Muchas gracias por contárnoslo.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Gracias Susana por leerme, y sí, te entiendo… la selva amazónica puede resultarnos inhóspita, pero con conocimiento y respeto, explorarla es tan gratificante como emocionante. ¡Saludos y linda semana!

      Responder
  3. Monica

    Una de las experiencias más espectaculares en mi vida, y lo que más han marcado mi historia, ha sido convivir en el corazón de la Amazonia, me considero amazónica y guarani por familia, expresándolo con orgullo, y sintiéndome cien por cien ecuatoriana, para mí la vivencia en la Amazonia ha sido un antes y un después, recordándola y amándola toda mi vida

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Mónica qué lindo lo que me cuentas, me emociona mucho. Gracias por compartirlo. Te mando un fuerte abrazo y sí, nuestra Amazonía también me llena el corazón de orgullo.

      Responder
  4. Irene

    Me siento tan ignorante después de leer tu nota, yo solo pensaba que en Ecuador había que visitar Galapagos si te interesa la biodiversidad, y cuando fui conocí solo eso.
    Ahora tendré que volver, mis niños se enloquecerían de felicidad en la Amazonia.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Irene, acá te recibimos con los brazos abiertos. Estoy segura que tus hijos amarían explorar la Amazonía ecuatoriana, sería un regalo que marcará sus sueños, su presente y su visión de vida. Yo regreso feliz es una aventura única y nada mejor que vivirla para contarla. Cuando puedas y gustes te puedo enviar las mejores opciones para que puedas decidir. ¡Saludos y bienvenidos siempre a Ecuador!

      Responder
  5. Veronica

    Que hermosa entrevista con Gaby. Me encanta cuando comenta que ver a los animales de cerca aparte de darnos dicha, nos hace verlos más reales y ser más conscientes del peligro que corren. Una experiencia tremenda vivir en el Amazonia nada más y nada menos que en Tiputini!

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Así es Vero, por esa razón; como periodista, hacerme eco del trabajo y las vivencias de Gaby me llena de alegría.

      Responder
  6. Laura Fdez

    Increíble la naturaleza de Tiputini, y qué suerte poder contar con una profesional como Gabriela Vinueza que comparta sus consejos y su experiencia después de tantos años estudiando la Amazonía.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Así es Laura, su conocimiento de la vida en el Tiputini y su cámara, nos acercan esta maravilla natural del planeta Tierra. ¡Saludos!

      Responder
  7. Maribel García

    Qué hermosa experiencia la vivida por Gabriela Vinueza en Tiputini. No tenía conocimiento de este pueblo de la Amazonia y es muy interesante leer el relato de esta bióloga que nos compartes en esta entrevista tan reveladora. Un saludo Rosanna.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Maribel, qué alegría saber que te ha gustado e interesado conocer la vida de Gaby, una mujer y profesional que con su lente nos revela su amor y respeto por la vida animal y la Amazonía ecuatoriana. Que tengas una linda semana.

      Responder
  8. Faby Acosta

    Que belleza la entrevista a Gabriela Vinueza y que lindas experiencias e historias vividas en este lugar mágico. Cómo vivir y convivir en la Amazonía debe ser una gran experiencia y aprendizaje de vida. Te felicito por ser parte de tan linda vivencia y paisajes.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Me alegra saber que te ha interesado esta entrevista a Gabriela y su experiencia de vida en uno de los lugares más biodiversos del mundo. Un abrazo, Faby.

      Responder
  9. silvia

    Tu siempre nos llevas de la mano a aventuras digitales y esta es sensacional. Las fotos de la naturaleza y los animales me muestran lo bello del mundo y de la cantidad de cosas que nos faltan por descubrir.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Gracias Silvia, saludos desde este pequeñito pero megadiverso rincón del mundo: Ecuador.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi boletín,
recibe artículos y descuentos especiales.




Posts relacionados

“Mamá, quiero subir al Cotopaxi”:  Una aventura madre e hija

“Mamá, quiero subir al Cotopaxi”: Una aventura madre e hija

Esta es la historia de la travesía de Liz Proaño y su hija Arianna Paredes para conquistar la cima del volcán activo más alto del mundo: el Cotopaxi. Una madre que decidió lanzarse a una aventura épica en medio de los andes ecuatorianos para acompañar a su hija de 17 años en un desafío memorable. El gran montañista Iván Vallejo fue su guía.

leer más
La caja de recuerdos de las Orska: Descubre su asombrosa historia

La caja de recuerdos de las Orska: Descubre su asombrosa historia

Nacieron en épocas distintas, tuvieron destinos diferentes, y aunque nunca se conocieron, sus vidas han estado entrelazadas. Esta es la historia de María Orska, la famosa actriz, que en los años 20 fue la estrella absoluta de la época de oro del teatro alemán, y de María Clara Orska, su sobrina nieta, quien por años siguió su rastro, y hoy nos revela los secretos de la mujer que caminó entre la gloria de la fama y la tristeza en su alma.

leer más
Fernando Diez nos recomienda 3 hoteles de lujo en la Patagonia.

Fernando Diez nos recomienda 3 hoteles de lujo en la Patagonia.

Patagonia, naturaleza de lujo.
Han pasado casi 500 años desde que fue descubierta y describirla sigue siendo un reto: exótica, lejana, misteriosa, de belleza infinita. Ahora, se suman a sus atractivos una variedad de hoteles y campamentos que hacen de la estadía en este paraíso natural una experiencia inolvidable.
Fotos: Quasar Expeditions y Fernando Diez.

leer más
Translate »