Sanibel: ¿Por qué explorar la isla feliz?

Si busca una escapada que combine naturaleza, descanso y diversión, Sanibel en la Florida, es el destino. Te cuento por qué esta isla es el paraíso de los caracoles y un lugar para pasar feliz.
Si busca una escapada que combine naturaleza, descanso y diversión, Sanibel en la Florida, es el destino. Te cuento por qué esta isla es el paraíso de los caracoles y un lugar para pasar feliz.
Este paraíso natural, tiene todo para ser memorable: Historia, playas paradisíacas en medio de una abundante vida silvestre, exquisitos restaurantes, gente amable, hoteles pintorescos y paz.

Sanibel, me recibe con sus aguas tranquilas y cálidas, arena blanca, centenarias palmeras, exuberante flora y sorprendente fauna.

La opciones para disfrutar y conocer esta isla son muchas; aquí les dejo apenas ocho sugerencias y algunas curiosidades que estoy segura, te llevarán a vivir su encanto.

 Naturalmente privilegiada

Para llegar a esta Isla, atravesé el largo puente conocido como Sanibel Causeway que fue construido en 1963. 

Sanibel, está ubicada en la costa suroeste de la Florida, sus playas tienen una extensión de 19.3 kilómetros bañadas por el Golfo de México.

Montar Bicicleta.

Una excelente forma de conocer y disfrutar de Sanibel es alquilar una bicicleta y pedalear por senderos rodeados de la exuberante vegetación e increíbles vistas.

Viste tu traje de baño con shorts, lleva una mochila una toalla, sombrero, bloqueador solar y gafas y ponte a pedalear por los 20 kilómetros de senderos que te ofrece Sanibel. Cuando necesites descansar, no dudes en tomar una pausa y refrescarte en cualquier playa que decidas encontrar en el camino. El paseo en bicicleta por Sanibel es un must, para disfrutarlo en familia, en pareja, solo o con amigos.

Museo de las conchas.

Si llegara a llover o necesitas descansar del sol, el mueso de las conchas es una gran opción. The Bailey-Matthews National Shell Museum, fue creado en 1995 con el fin de instruir a los turistas sobre la diversidad de moluscos y caracoles que se pueden encontrar. El recorrido es breve y vale la pena hacerlo para apreciar mejor este atractivo natural. En menos de una hora te sorprenderás de todo lo que puedes aprender sobre los caracoles y sus variedades. Esta visita te recomiendo hacerla antes de salir a la arena a recolectar o buscar conchas, así tendrás mejor conocimiento sobre los tesoros que puedes encontrar a la orilla del mar. En el museo o en los hoteles te pueden facilitar la tabla de las mareas con los dibujos de lo caracoles que puedes encontrar.

Toda una aventura: Buscar tesoros escondidos.

Caracolas y conchas: quizás este sea el mayor tesoro que la isla guarda, al menos visible y accesible. Solo basta dar un breve paseo por sus playas para ser testigo de la más grande reserva de caracoles que se depositan en sus orillas.

Para otros: debajo de arena blanca y de alguna palmera hay tesoros reales; cofres repletos de oro y piedras preciosa escondidos por los piratas y bucaneros como el mismísimo Black Bart, que desembarcó en algún punto de estas playa.

Visita el Parque Nacional.

J.N. «Ding» Darling National Wildlife Refuge, es una de las opciones. Esta es una gran reserva ecológica de 4.5 millas, donde se aprecia la abundante flora y fauna del lugar.

La excursión de este refugio silvestre se la hace a través de senderos por manglares y miradores. Los visitantes podemos elegir si el recorrido lo hacemos en bicicleta, el tranvía o en auto. El avistamiento de aves es una actividad que puede mantenerte entretenido y absorto durante horas. Más de 300 especies de aves marinas revolotean el cielo azul.
Los viajeros pueden recorrer este refugio en kayak, a pie, en bicicleta, tranvía o automóvil.

Para llegar hasta este u otro parque nacional tienes la opción de arrendar tú mismo un bote o contratar alguno de los tours que encuentras en la Marina Bay . Eso sí, déjate asesorar por los marineros expertos, no siempre las mareas o el viento son fáciles de manejar.

Ayuda a la conservación.

Entre los meses de mayo y octubre, las tortugas Caguama regresan por instinto a las orillas de las playas en donde nacieron para poner sus huevos. Si te gusta ayudar a preservar la seguridad de estos frágiles animalitos puedes inscribirte en una clase para aprender sobre su comportamiento e incluso observar desde lejos su nidos y si tienes suerte de verlas nacer y llegar al mar.

Es importante obedecer las indicaciones en las que solicitan mantener las luces apagadas en las playas de la zona o cerrar las cortinas de las habitaciones de los hoteles. La razón es que el brillo del horizonte sobre el mar es la guía de las tortugas recién nacidas para llegar al agua, las luces artificiales pueden distraer y confundir a las pequeñas tortuguitas, poniendo en peligro su vida.

Para cuidar de este paraíso natural no está demás estar conscientes de la basura que generamos, recogerla y dejar cualquier otro desecho en los contenedores que están ubicados en las salidas de cada playa.

Observa el cielo, en el día y en la noche.

Hay algo en los colores de Sanibel que hacen que esta isla tenga un encanto mágico.

La luz y su delicada intensidad transforman la gama de colores en tonos pasteles, convirtiendo al cielo y el mar en escenario natural espectacular. Las caídas del sol te van a deslumbrar. No me perdí ni una sola tarde de ver al cielo convertirse un lienzo de arte natural. Las opciones para vivir la “hora dulce” van desde la orilla del mar en una playa solitaria hasta en un pub con música isleña en vivo y una piña colada en mano.

Espera a que caiga la noche, las estrellas te dejarán sin aliento.

Brunch y Lobster Roll:

Las opciones de bares y restaurantes abundan en la isla. No dejes de elegir un día para disfrutar de un buen brunch. En “Over Easy Café”  debo reconocer que los huevos benedictinos y los pancakes estuvieron espectaculares.

Uno de los platos de la zona es el Lobster Roll y puedo asegurarles que el que probé en “The Clam Shack” resultó en una exquisita explosión de sabor, (si te gusta la langosta y la mantequilla, claro.)

 

Nada en el mar, todas las veces que puedas.

Mientras navegaba en kayak, frente al hotel, una familia de delfines me acompañó en la travesía; y decenas de garzas y pelícanos, me escoltaron durante todo el trayecto. Escuchar a las aves y el sonido del mar fue sublime; no les niego, me sentí en un feliz sueño, eso es Sanibel.

“Tortugas marinas, más de 300 especies de aves, manatíes y delfines. Te aseguro que a todos ellos y más animales podrás verlos en su hábitat natural si decides visitar Sanibel.”

Curiosidades:

  • Sanibel es parte de la gran plataforma del Golfo de México, llamada Provincia Florida-Caribe, es decir un territorio acuático que posee una reserva de millones de años de conchas y moluscos marinos vacíos, es decir sin el animal que lo habitaba, por lo que con el ir y venir de las mareas o corrientes aparecen en las orillas. Para quienes coleccionan conchas este es el paraíso se han clasificado más de dos mil quinientas variedades de caracoles. Es prohibido tomar caracoles con el molusco dentro, las mejores horas de recolección son relacionadas con la marea baja y la marea alta.
  • Si hay algo que me llamó la atención fue la creatividad y los detalles con los que adornan y decoran los letreros y anuncios de cada local. La librería, la tienda de conchas, la de ropa o la de la helados, todos tienen su tradicional letrero de madera, pero cada uno con un toque especial.
  • No dejes de ver el histórico faro de Sanibel, un ícono de la isla y de la Florida. Los que me conocen, saben  mi debilidad por los faros, este es  especial ya que es todo de metal. Fue construido en 1889 por Henry Shanahan.

 

¿Cómo llegar?

Hay varias opciones: puedes alquilar un auto o llegar y seguir la ruta que te lleva a Fort Myers. En mi caso alquilamos un auto en el Miami International Airtport manejé aproximadamente 2 horas y 45 minutos (188.7 km). El aeropuerto más cercano a Sanibel es el aeropuerto Ft. Myers que está a 28 km de distancia. Otros opciones de aeropuertos cercanos son el de Tampa (177.3 km), Fort Lauderdale (191.8 km) y West Palm Beach/Palm Beach (193.9 km)

¿En dónde alojarse?

Hay cientos de opciones disponibles, todo dependerá de tu presupuesto. Bed&Breakfast, hoteles con salida al mar, todo incluido y resorts de lujo. Personalmente me gustan los lugares con tradición e historia así que esta vez optamos por Isaland Inn  y a un costado está  “Traditions On The Beach” un acogedor hotel con salida al mar ubicado en Island Inn, y que atiende a turistas desde 1895.

Regalos o souvenirs:

Existen ferias o tiendas especializadas en la elaboración de objetos decorativos, joyas y hasta muebles realizados por artesanos locales en concha o pinturas para adquirirlos. Otra opción de regalo o recuerdo pueden ser acuarelas de artistas que inmortalizan los dulces colores del mar de Sanibel y sus orillas con aves marinas.

Escrito por: Rosanna Mancino

Soy periodista de vocación y profesión. Llevo veinte años contando y encontrando historias. He trabajado para diferentes medios de comunicación, escritos y televisivos como reportera, editora, realizadora, productora, periodista y directora; haciendo periodismo con propósito, ética y compromiso. Siempre hay algo nuevo que descubrir, ver, aprender y comunicar; y eso, me apasiona.

15 Comentarios

  1. Enriqueta E Lemoine

    Me encantó este post. Bueno ya sabes que soy fan de tu blog. Vivo relativamente cerca de Sanibel Island y sin embargo me dieron muchísimas ganas de regresar a la isla feliz.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Muchísimas gracias Enri y no puedo creer que estuvimos cerquita. Me quedé yo con muchas ganas de regresar con mis hijos, así que cuando tenga programado ese viaje a Sanibel, te avisaré. La vida por allá me pareció tan apacible y tranquila. Un abrazo grande, grande.

      Responder
  2. Ale

    Amo tu blog y descubrir todos los lugares tan increíbles que hay.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Muchas gracias Ale, me encanta saber que te gusta y que me acompañas por esta Vía Mía. Saludos y linda tarde.

      Responder
  3. Leticia EsteveS

    Se ve súper! Me encantaría visitar el museo de las conchas cuando vaya.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Es muy didáctico Leti, y seguro a la hora de caminar por la orilla estarás más pendiente de las joyas de conchas que puedes encontrar. Saludos

      Responder
  4. Myrah Duque

    Sanibel, Florida es un destino tan bello para vacaciones! Me gusta porque es una Isla llena de caracoles! Viajar es lo mejor!

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Así es Myrah, Sanibel es un gran destino para ir en familia, amigos o en plan romántico. ¡Amé sus caracolas!

      Responder
  5. Paula

    Amo esta isla!! Hace mucho no voy y leyendo este blog, creo que voy a regresar pronto con mi familia. Todo es lindo y los atardeceres hermosos. Gracias por tus recomendaciones

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Me alegro Paula que te haya dado ganas de volver. Creo que Sanibel, es y será siempre un destino fantástico. Que tengas un lindo día.

      Responder
  6. RoSa Luz

    Qué lugar tan espectacular!! Algún día iremos

    Responder
  7. Veronica

    Sanibel es uno de esos sitios a los que siempre he querido viajar y aún sigue en mi lista. Que linda es y cuantas opciones. A ver si después que termine todo esto vamos hasta all.

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Verónica cuando todo esto pase seguro que Sanibel sería un lugar maravilloso para visitar. Gracias por leerme y saludos desde Ecuador.

      Responder
  8. Adriana

    Necesito que se acabe esta pandemia para disfrutar de lugares tan lindos como isla feliz

    Responder
    • Rosanna Mancino

      Adriana, toda la razón es una necesidad compartida. Qué ya pase esta pesadilla. ¡Cuídate mucho!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi boletín,
recibe artículos y descuentos especiales.




Posts relacionados

Imperdible: Los sabores de Puebla, México

Imperdible: Los sabores de Puebla, México

Puebla de Zaragoza es reconocida por su gastronomía, así que mi curiosidad me llevó a buscar y degustar los aromas y sabores típicos de la cocina tradicional mexicana en «El Mural de los Poblanos». Estoy segura que se les hará agua la boca. ¿Me acompañan?

leer más
Translate »